"Que cada uno dé lo que le dicte su corazón; no a disgusto ni a la fuerza, pues Dios ama a quien da con alegría" (S. Pablo, 2 Cor 9, 6-7)


¿Sabes que mantener una pagina web cuesta mucho dinero Gracias a Dios, seran  miles los cibernautases que, con su ayuda, por pequeña que pueda parecer, construyen esta obra de la Virgen

Da limosna en la medida que puedas; si tienes poco, no te avergüences de dar poco. Así acumularás un tesoro para el día de necesidad.